Síndrome de alienación parental

Síndrome de alienación parentalEl despacho jurídico de Eva Pleguezuelos Puixeu está especializado en Derecho de Familia. Mi andadura profesional empezó hace más de 20 años dedicándome de forma exclusiva a asesorar y defender los derechos de las personas en el momento de la ruptura de una pareja.

En el ámbito de derecho de familia ha irrumpido con fuerza los últimos años un fenómeno psicológico-legal del llamado  “Síndrome de Alineación Parental (SAP)”.

Richard A Gardner acuñó este término, en 1.985 para los supuestos casos de litigio por la custodia de los hijos, afirmando que si un menor rechazaba la figura del progenitor no custodio, era debido a la manipulación a la que era sometido por parte del custodio. Supone para Gardner una campaña de denigración que generalmente realizaban las madres sobre la figura del padre, entendiendo que “alienaba” la voluntad de los menores contra el padre. El método para “desprogramar” a los menores era a través “terapia de la amenaza”, ello supone un cambio de guarda y custodia a favor del padre “víctima” de una madre “alienadora”.

A través del estudio de los textos existentes, hemos constatado que el SAP no es ciencia, sino una descripción sesgada y tendenciosa que se da en el ámbito legal.

Los investigadores niegan su existencia como síndrome médico, Gardner se autopublicó sus libros y eludió someter sus escritos a  escrutinio de la comunidad científica a través de una  revisión  peer-review en el  que se evalúa  la validez del diseño de investigación, calidad de procedimientos de recogida de datos y consistencia  de los métodos empleados.

 No está reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ni la Asociación Americana de Psiquiatría, ni la Asociación Nacional de Jueces de Familia y Juventud de los Estados Unidos, ni la Asociación de Fiscales de Los Estados Unidos, ni la Asociación Española de Neuropsiquiatría.

Incluso el Consejo General del Poder Judicial en la Guía de Criterios de Actuación Judicial frente a la Violencia de Género del año 2008 afirma rotundamente que: “El SAP es una teoría abiertamente pedófila carente de base científica que está provocando situaciones de riesgo para los niños además de una involución en los derechos humanos de los/las más débiles”.

Las consecuencias de este fenómeno son graves por que el supuesto SAP , supone una coacción legal, al amenazar con retirar la custodia.

La intervención terapéutica que recomienda el SAP es una coacción legal que deja a los menores en una situación de riesgo extremo.

El pretendido tratamiento (multas, pérdidas permanentes de custodia, prisión, centros de detención juvenil) , es exclusivamente coacción legal inútil y contraproducente, que empeora la situación, deja secuelas en los niños/as y en algunos casos documentados ha tenido graves consecuencias.

La intervención legal recomendada por el SAP lleva en la práctica a una eliminación de los derechos de los niños/as en nombre de la salud psicológica.  La salida de los niños/as del hogar en el que se han criado satisfactoriamente, para ir a vivir con el otro progenitor al que temen, deja una huella traumática que dura muchos años. Se deja al menor en muchos casos en una situación de riesgo.

La ideología que sustenta el SAP es abiertamente pro-pedófila y sexista.

Gardner dijo cosas  como que:

La sexualización de los niños puede tener propósitos procreativos, porque un niño sexualizado puede reproducir a una edad más temprana...
 
Todas las parafilias humanas son mecanismos adaptativos naturales que promueven la procreación humana, mejorando por lo tanto la supervivencia de las especies.

Dijo que las actividades sexuales entre adultos y niños eran parte del repertorio natural de la actividad humana.

Gardner dijo que cualquier daño causado por las parafilias sexuales no es resultado de las parafilias en si mismas, sino del extraño estigma social que las rodean. Los parafílicos merecen respeto social y simpatía.

La perversidad del SAP, consiste en borrar el delito de los abusos sexuales a menores y normalizarlo de forma solapada, como una situación incluso deseable. El hecho de que el SAP esté basado en una teoría pro-pedófila, plantea graves y preocupantes cuestiones a la Justicia.

El SAP y la ideología que lo sustenta, son un peligroso fraude pseudo-científico que está generando situaciones de riesgo para los menores, y provocando de hecho una involución en los derechos humanos de niños/as y mujeres. La teoría de Gardner supone un retroceso fundamental en los derechos humanos de  la mujer e infancia.

Que tal y como ha sucedido en otros países desde hace más de una década, la irrupción de este tipo de ideología, se inscribe en el marco de lo que la sociología denomina backlash o fenómeno de contramovimiento o contrareacción, producto de los avances logrados en los últimos años con relación a los derechos de las mujeres, las niñas y los niños.

Colaboración de Eva Pleguezuelos en el Informe del Grupo de Trabajo sobre el supuesto Síndrome de Alienación Parental. Informe aprobado por el Observatorio Estatal de Violencia sobre la Mujer (13 de julio de 2010).
LEER

En Estados Unidos, chicos y chicas que han alcanzado la mayoría de edad y han sufrido la minimización por parte de la justicia de abusos padecidos durante su minoría de edad, se han unido en una asociación con el propósito de defender ante los Tribunales por la “desprotección” sufrida.

Para más información: www.CA3CACACA.blogspot.com

Las asociaciones de mujeres denuncian la falta total de respaldo científico del pretendido "SAP".
LEER